Buscar en este blog

martes, 25 de febrero de 2014

Rosa de mosqueta y sus propiedades

    Hace ya algún tiempo hicimos este jabón de rosa de mosqueta, probando varias técnicas. Pero como aún no tenía la página, no lo publiqué. Después descubrí el mundo de la "pasteleria jabonera" y dejé de publicar los los jabones más tradicionales, aunque nunca he dejado de hacerlos y mucho menos de usarlos.



Jabón de Rosa de Mosqueta
 El Aceite de Rosa Mosqueta es un aceite vegetal con grandes propiedades para la medicina convencional y estética. Se extrae de las semillas de un arbusto silvestre de la familia de las rosas (Rosa moschata o Rosa Rubiginosa). Aunque es una planta originaria de Europa, también la podemos encontrar en el sur de los Andes, especialmente en Chile y Argentina. Su composición con numerosos ácidos grasos esenciales (ácido omega 6, omega 3, linoleico), antioxidantes y vitaminas (retinol –vitamina A- , vitamina C, E) lo convierten en un  imprescindible en nuestros jabones y productos cosméticos.

Jabón de Rosa de Mosqueta
Entre sus propiedades destacan: 

1. Retrasa los signos de envejecimiento prematuro y las arrugas: esto se debe a la cantidad de antioxidantes y vitaminas que contiene el Aceite de Rosa Mosqueta, pudiendo penetrar en las capas más profundas de la piel. Según la Clínica Cleveland de Ohio, Estados Unidos, la Vitamina C de la Rosa Mosqueta estimula la producción de colágeno, reduciendo las líneas de expresión y las arruga de nuestro rostro.
 
2. Mejora las estrías y manchas de la Piel: los aceites grasos esenciales de la Rosa Mosqueta mejoran claramente la pigmentación de la piel, su textura y tono. Además debido a sus alto componente en antioxidantes y Vitaminas (principalmente C y A) produce colágeno y protege de los daños externos como el sol, reduciendo las marcas de estrías y las manchas de nuestra piel.

3. Combate los efectos del foto-envejecimiento: el principal causante del fotoenvejecimiento son los rayos uva producidos por el sol. Éstos producen manchas en la piel y arrugas. 

4. Rehidrata la piel seca: la vitamina A que tiene la Rosa Mosqueta hace que mejore los niveles de humedad de nuestra piel y cree una barrea de impermeabilidad que impide una gran pérdida de agua, lo que se traduce en una piel más hidratada.

5. Disminuye las cicatrices quirúrgicas y accidentales: los ácidos grasos esenciales que contiene el Aceite de Rosa Mosqueta ayudan a reducir la cicatrización y promover la regeneración de nuestra piel según el CenterChem, Inc, de Estados Unidos. Éstos ácidos mejoran la flexibilidad, permeabilidad y la reparación de la piel. La Vitamina A también juega un papel importante ya que ayuda a cicatrizar mejor la herida, igualando el tono y la textura. Numerosos estudios avalan este hecho. Entre ellos encontramos un estudio realizado por la Universidad de Concepción, Chile aplicado en 180 pacientes con cicatrices quirúrgicas, accidentales o producidas por quemaduras. Éste determinó que tras la aplicación del Aceite de Rosa Mosqueta consiguieron regenerar la piel de manera más eficaz y más rápidamente de lo habitual. También los médicos de la Clínica Dermatológica de la Universidad de Sevilla realizaron un estudio donde usaron durante 6 meses el Aceite de Rosa Mosqueta en pacientes con cicatrices los resultados obtenidos fueron excepcionales en más de un 90% de los casos.






Jabón de Rosa de Mosqueta

6. Mejora la regeneración de la piel frente a quemaduras: un estudio realizado en 1996 por JF Oliver realizado en 90 pacientes que habían sufrido quemaduras y a los cuales se le aplicó Rosa Mosqueta durante 4 meses vieron mejorías muy avanzadas en el 97% de los casos.  A su vez, el Dr. Leonardo Rusowsky del Hospital Enrique Deformes de Chile ha declarado que el Aceite de Rosa Mosqueta mejora la textura de la piel aumentando su elasticidad, su cicatrización, color e incluso la de la piel circundante.

7. Alivia el dolor de la artritis y osteoartritis : Algunos estudios han dictaminado que la Rosa Mosqueta atenúa el dolor de los pacientes que sufren de artritis y osteoartritis. Entre ellos citamos el realizado por el Hospital Frederiksberg de Dinamarca en 2008 que concluyó tras probar el Aceite de Rosa Mosqueta en 306 pacientes con dolores de osteoartritis que éste era un analgésico eficaz para aliviar las dolencias de ésta enfermedad, reduciendo la necesidad de usar otros medicamentos.  Otros Estudios realizados en el 2005 por el Scandinavian Journal of Rheumatology y en 2010 por Phitomedicine llegan a la misma conclusión.

8. Ayuda a Prevenir Enfermedades del Corazón en Personas Obesas: La European Journal of Clinical Nutrition realizó un estudio con 31 personas obesas a las que le hicieron consumir una bebida que contenía rosa mosqueta y a otro grupo se le dio un placebo durante 6 semanas. Al final del experimento se comprobó que el grupo de la Rosa Mosqueta presentaba mejoras notables en una serie de factores de riesgo de enfermedades cardiacas como el del colesterol alto y la presión arterial en sangre.

9. Puede Prevenir el desarrollo de la Diabetes: se ha publicado un estudio preliminar del año 2011 por la American Journal of Physiology: Endocrinology and Metabolism donde durante 20 semanas se le dio rosa mosqueta a ratones alimentados con una dieta alta en grasas. Éste estudio concluyó que la Rosa Mosqueta ayudó a prevenir el desarrollo de la diabetes, reguló los niveles de azúcar en la sangre y mantuvo el colesterol controlado.  
10. Fortalece el Sistema Inmunológico y Estimula la Circulación: Las vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos esenciales que contiene la Rosa Mosqueta son un complemento perfecto para reforzar nuestro sistema inmunológico y estimular la circulación de nuestro organismo.


Jabón de Rosa de Mosqueta

 Quiero hacer una puntualización: todas estas propiedades se suponen que es por acción directa de dicho aceite en la piel o su ingesta, ni mucho menos pretendamos que esto ocurre con su utilización en el jabón. Por un lado, las propiedades se ven modificadas en parte durante el proceso de saponificación, aunque lo utilicemos en el sobreengrasado, y por otro el tiempo de acción en nuestra piel en forma de jabón es muy escaso. Entonces os preguntareis: ¿por qué usarlo? porque al ser un jabón natural con materiales de excelencia no resecan nuestra piel y no tienen los efectos nocivos de tanto producto químico. Su beneficio es  más lo que no contener parabens y demás productos químicos, por lo que está indicado en pieles sensibles y deterioradas. Desde aquí os animo a todos los jaboneros de ser muy cautos a la hora de escribir las excelencias de los aceites. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario